Buscar este blog

martes, 17 de diciembre de 2019

MAÑANA DE CONEJOS


Esta es la percha del pasado domingo día 15, una vez más los perros sensacionales, los dos hacen una buena pareja trabajando perfectamente, no se disputan la caza en los cobros, que ya es importante, y registran el terreno de manera totalmente independiente lo cual les permite una mayor eficacia, y aunque personalmente considero que pueden llegar a ser mucho más incisivos sobre caza de pluma, debido a sus connotaciones raciales y su excelente nariz para las aves, en la búsqueda de conejos también se defienden, consiguiendo desalojarlos de sus escondites, si estos no son muy adversos y duros, donde ya sabemos todos, que el podenco es el rey.

Saludos y buena caza amigos.












domingo, 8 de diciembre de 2019

DÍA DE NIEBLA


Hoy la niebla ha sido la gran protagonista, espesa y muy baja escasamente nos ha dejado tiempo para cazar, sobre las diez y media se levanta levemente, cojo la escopeta y nos aventuramos a dar una vuelta por el cazadero.

Los perros, ávidos de caza, mueven bien el campo y fruto de su trabajo tardan poco en levantar el primero, así hasta cinco, de los cuales abatimos estos dos, suficiente para el poco tiempo de caza, solo un par de horas, pero hemos conseguido el cupo que nos teníamos propuesto para hoy.

Sobre las doce, empieza arreciar de nuevo la niebla con su espesura y no tenemos más remedio que volver hacia el coche, recoger los tratos y para casa, ¡otro día será!!!!!!

Saludos y buena caza.












domingo, 1 de diciembre de 2019

RÁPIDAS Y ASTUTAS


Después del nefasto resultado del pasado domingo 17 tras los conejos, y el descanso del posterior día 24 que no salimos a cazar, ya tocaba resarcirnos y hoy así lo hemos hecho.

El día en su inicio ha sido de lluvia hasta las diez, cambiando totalmente a partir de entonces con grandes claros, y si bien es cierto que sobre la una nos hemos mojado algo, eso no ha impedido que las perdices de hoy volaran como de costumbre, fuertes y rápidas, no dejando acercarse a los perros y casi siempre levantándose fuera de tiro.

Después de los primeros vuelos, los grupos se dispersan buscando lo más intrincado de la cobertura vegetal y es a partir de ese momento cuando los perros las pueden parar amagadas donde menos te lo esperas.

De las cinco que he descolgado hoy, tres ha sido a muestra de los perros, Flink extraordinario hoy, ha parado dos y ha cobrado otra por el rastro de manera magistral ya que iba apeonando por delante levantándose muy lejos, herida de ala no la hubiera encontrado si no es por el perro.

Atenea en su línea, anunciándome con mucha antelación la presencia de las perdices, cobrando con boca suave y finalmente bloqueando una cuando ya se la dejaba atrás, un remolino de viento la ha delatado y se la he matado a placer, ya que la perra llevaba más de ciento cincuenta metros haciendo paradas repentinas detrás de ella, hasta que por fin ha conseguido alcanzarla.

Otra también de ala, de esas que se levantan lejos y hay que correr mucho la mano para alcanzarla con el disparo,  la hemos perdido al meterse en un agujero de los conejos.

Con cuatro patirrojas sobre las tres de la tarde y con cinco horas en las piernas subiendo y bajando barrancos, me marcho hacia la casa con la sensación del trabajo bien hecho a la busca de un buen taco para recuperar fuerzas, dando por terminado este satisfactorio día tras las perdices.

Mención especial para Fernando, compañero en la foto, que ha logrado descolgar una pareja, con su paralela del calibre 28.

Buena caza amigos, procurar disfrutar.