Buscar este blog

miércoles, 20 de marzo de 2019

QUE ES CAZAR

DEFINICIONES Y CONSIDERACIONES

Nuestra tan popular palabra cazar, debe proceder del verbo latino capto-captare-captavi; es decir, la acción de apoderarse o aprehender, de captus, lo que es tomado o aprisionado: cautivado, “cazado”, pues la caza no incluye forzosamente la muerte de la víctima.
Los vocablos “venatorio” y “cinegético” son muy usados para designar todo lo relacionado con la caza y la caza misma.
Contra lo que muchos creen, el adjetivo español “venatorio”, o perteneciente al ejercicio de la caza, no viene del nombre “venado”, que en nuestro idioma tiene actualmente la acepción de ciervo. En latín “venatio” es la caza y “venator” el cazador. Tambien se aplicaba transitoriamente a la acción de acechar o espiar a alguien.
Plauto escribe: Oculis venaturam facere, “cazando o acechando con la mirada”. Por ser la caza predilecta de los grandes señores romanos la de los ciervos, quedó el vocablo ligado a estos herbívoros, algo así como animales de caza por excelencia.
En cambio “cinegética”, termino aplicado hoy a toda clase de caza mayor y menor, solo se refería a la que se realizaba con una importante intervención de perros, en latín “can”, del griego “kinos”, “kinegetiké”. De ese modo la caza de cetrería, con aves de presa, a la espera o al rececho sin perros, no es, etimológicamente, “cinegética”, pero si puede admitirse que se la denomine de esa forma por extensión y evolución semántica.
En la caza que ahora llamamos “mayor”, se distinguían en España dos grandes grupos de venados, es decir, de piezas venatorias; los venados “negros”, que eran el oso y el jabalí y los venados “rojos”, que eran el ciervo, el gamo, el corzo, el rebeco y la cabra.
Al ciervo se le distinguía con el apelativo de “venado real”, y a veces se le denominaba “gamo” o “paleto”, y también gamo al corzo.
El lobo era justamente considerado una fiera, alimaña peligrosa y fuera de la ley. Todo lo demás era caza menuda y la nombrada “Ballestería” era una organización que participaba de ambas. Actualmente todavía los franceses recuerdan esto y hablan de “gibier rouge et gibier noir”.
También antaño solía hacerse una distinción muy explicable: “Venador” era quien cazaba reses o venados y “Cazador” quien se dedicaba a la caza menuda y a la cetrería.

TRATADO DE MONTERÍA Y CAZA MENUDA

No hay comentarios:

Publicar un comentario