Buscar este blog

martes, 18 de febrero de 2014

 

RECECHOS ZORREROS (Conclusión).

Tras el posterior mordisco del zorro del día 4 de Enero, me dirigí el Domingo 5 al Centro de Salud más próximo a mi domicilio, el médico de guardia me comento que no era necesario ponerme la vacuna antirrábica y que bastaría con un tratamiento de antibióticos en los próximos siete días como prevención de posibles infecciones en la herida.

Para el martes 7 ya había leído muchos de vuestros post en Face, en los que algunos de vosotros comentabais los posibles riesgos que conlleva la mordedura de un zorro como portador de enfermedades, entre ellas la Rabia y me puse en contacto con José Manuel Sanz Timón para que me diera su opinión al respecto, comentándome que me acercara al Instituto de Ciencias de la Salud en Talavera donde se encuentra el Distrito Veterinario.

El jefe de servicio D. Ramón Martin del Rio Benayas, al cual ya tenía el placer de conocer, lidera un grupo de veterinarios encargados del estudio científico de estos casos en la zona, me comentaron la posibilidad de recoger la cabeza del animal para su posterior análisis y así lo hice por la tarde, siendo entregada al día siguiente por la mañana en dicho centro.

A estas alturas, informado ya el departamento de Epidemiologia se me insta a que me vacune, para lo cual me mandan al departamento de Medicina Preventiva del Hospital General Nuestra Señora del Prado, allí me dicen que la vacunación consta de un protocolo con varias dosis hasta un total de cinco y que dicha vacunación no se puede interrumpir sin el informe negativo sobre el estudio del zorro en el laboratorio de Aislamiento y Detección Viral.

Dos dosis les ha dado tiempo a ponerme antes de que llegara la respuesta, en la que se especifica que el animal no era portador del Lyssavirus (PCR), ni del Virus Rabia Ag (IFI), afortunadamente y como se esperaba.

Os adjunto documentos acreditativos por si los queréis echar un vistazo, sobre todo a las Recomendaciones de Tratamiento post-exposición frente a la Rabia del INSTITUTO DE CIENCIAS DE LA SALUD.

Finalmente, agradeceros a todos las muestras de interés por mi estado de salud a partir del incidente y los diferentes comentarios informativos a través de Face, también a los profesionales del Distrito Veterinario de Talavera, a su Jefe de Servicio D. Ramón Martin de Rio Benayas y los diferentes doctores que desde los departamentos de Epidemiologia y Medicina Preventiva estuvieron en todo momento al tanto de este caso, por último a mi maestro y buen amigo Manolo Sanz Timón por su sabio consejo.

MUCHAS GRACIAS A TODOS.

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario