Buscar este blog

domingo, 5 de febrero de 2023

ULTIMAS PATIRROJAS

Con la excepción de que podamos salir cualquier otro día para probar algún cachorro en un intensivo, o de alguna montería que se nos cruce a última hora, la temporada actual está terminada con este domingo cinco de Febrero. Para ser el último, no se ha dado mal, Atenea, como siempre espectacular en sus muestras y guías, ha servido de maestra para el cachorro pointer que aun solo cuenta con nueve meses, pero que termina la temporada apuntando muy buenas maneras; caza cerca, es obediente y tiene una excelente nariz, lo cual me ilusiona enormemente.

Ahora a descansar, seguir trabajando con los perros para el próximo otoño, puliendo defectos con paciencia y entrenamiento, ya está aquí la indeseada despedida, el sosiego, el descanso y la limpieza de armas.

Un fuerte abrazo para todos compañeros ¡Viva la Caza!!!!!










domingo, 29 de enero de 2023

PRIMERA EXPERIENCIA DE LUGO CON VENADO

Aunque el sol brillaba en todo lo alto, ha sido un día de perros, muy desapacible por el viento que no ha parado durante toda la jornada, verdaderamente molesto, racheado y extremadamente frio nos dejaba helados en la postura.

Ya va quedando menos de esta presente temporada y hay que aprovechar estos últimos días lo mejor que se pueda, su final es inminente, pero antes de que termine exprimiremos los pocos días que quedan para seguir dando experiencia a los perros.

Hoy primer contacto de Lugo del Mentucan con el cervuno y como no podía ser de otra manera la genética le ha aflorado al instante agarrándose al venado con verdadera pasión.

¡Que frio hemos pasado hoy!!!!

Saludos y buena caza compañeros.







  

domingo, 22 de enero de 2023

CACERÍA DE PATOS AZULONES

El viernes 20 de Enero asistí a una cacería de acuáticas en Extremadura, solo os diré que la organización y el trato que se dispensa a los asistentes, no la he visto en ningún otro lugar, ojo, ¡que no digo que no las haya ni mejores ni peores!!!! Digo, que yo no he tenido la oportunidad de verla en otro lugar. Mi Atenea hizo cobros espectaculares y el braco joven que lleve para que cogiera experiencia tubo oportunidades mas que suficientes para ello. Conclusión, 340 patos cobrados, un catering de lujo, una experiencia formidable y una satisfacción absoluta al final de la jornada. Mi agradecimiento personal a la propiedad, por el ambiente campero y familiar que se respira durante toda la ejecución del evento.

Saludos y buena caza compañeros.

https://www.youtube.com/watch?v=kFn7bnEWuRI











sábado, 14 de enero de 2023

LOS ZORZALES DE ENERO

Buena mañana de zorzales, día poco frio y muy soleado, los pájaros algo intermitentes en los pasos, pero finalmente cobramos cincuenta y cinco entre las tres escopetas, para un buen arroz ya tenemos.

Saludos y buena caza amigos.





martes, 13 de diciembre de 2022

CANICULTURA: Capitulo I

 Introducción

    Las distintas razas de la zootecnia, cambian con las épocas y las aficiones. Por el contrario, el perro sigue siendo, a través de toda la historia de la humanidad, fiel amigo y compañero del hombre: cazador junto al prehistórico, cazador con el señor feudal, y cazador hoy, con el deportista ya sea en el coto de zorros o junto al montero, en sus manchas de reses.

    Amigo siempre, aunque varíen los nombres, y del fiel mastín o alano guardián se cambie al exótico chiuahua o al Cocker. El hombre siempre busco en el perro fidelidad, respeto, cariño y amor, y todo lo encontró al máximo. Y contra lo que dice C. R. Acton (1953), que no aseguraría que sea el más inteligente de los animales, siguiendo el criterio de los aficionados a los equinos, que afirman que lo es el caballo, nosotros creemos de manera rotunda que lo es el perro; pruebas contundentes de esta afirmación las tenemos a centenares: el can combate junto al soldado, de manera muy inteligente, y es imprescindible en servicios de vigilancia, sanidad o búsqueda de minas; el policía de las grandes ciudades conoce bien la inteligencia del perro, que busca heridos, “cachea, detiene, persigue y defiende”, mejor que el mejor de los policías; el cortijo o la masía se pueden dejar solos si en su puerta se encuentra el podenco andaluz o el mastín; el caído en el río o perdido en las nieves, no duda que las dos razas más valientes y comprensivas son el Terranova y San Bernardo; al setter o al pointer no les falta más que “hablar” cuando, haciendo la muestra, indican la presencia de una roja perdiz; el ciego que camina por la inteligencia de su perro, el viejo que se consuela contándole su historia al también viejo amigo, el niño que comparte sus juegos infantiles con el bulldog o el bloodhound, y la soltera que vive, duerme y come con su gran amigo, son claros ejemplos de la inteligencia y la lealtad del perro, como dicen en Inglaterra “del amigo que lame la mano que le castiga”.

    Mientras que el mundo avanza en destrucción y en odio, cada día será más actual el dicho “cuanto más conozco a los hombres, mas quiero a mi perro”.

    Las frases, del Zend-avesta “El mundo subsiste por la inteligencia del perro”, “no se da hombre sin perro”; la de Cuvier “el perro es la más notable conquista del hombre”; la de Cuatrefages “este animal nos da todo afecto, apoyo, ayuda, defensa”. No nos traiciona jamás y solo nos pide un poco de cariño, “que no siempre encuentra”, repiten ese himno al perro, que a través de todos los tiempos dedicó el hombre a su gran amigo.

Escultura Egipcia

Historia del Perro

    Por medio del pico, la azada y la pala, la historia primitiva de los perros, desde miles de años antes de que la escritura permitiera una mayor exactitud, se va desenredando. Las excavaciones realizadas han demostrado que ellos fueron compañeros del hombre en épocas tan remotas como el periodo Neolítico, talvez diez mil años atrás. A. CROXTON SMITH (1948) y A. EVANS (1916), en un informe a la Sociedad Inglesa, remontaron su origen a épocas más remotas, señalando las antiguas galerías de dibujos en cavernas entre las rocas del sur y norte de los Pirineos, por lo tanto en España. Se ha reconocido ahora que estas pinturas son Paleolíticas. Puede decirse que la historia del perro es la misma que la de la humanidad, porque el perro ha seguido al hombre en todas sus conquistas: se convirtió en pastor cuando el amo necesitó de un auxiliar en el rebaño; guerrero, cuando el hombre luchaba; señor, cuando el amo lo necesitaba de guarda en el castillo feudal; juguetón, para distraer a las damas y cortesanos, cuando no a reyes; mendigó, para ayudar al hombre a pedir limosna; y conquistador de un mundo, al acompañar las naves españolas de Colón. 

 Becerrillo

     En los momentos actuales es difícil afirmar si el hombre adoptó primero al perro o fue éste el que adoptó al hombre.

   Numerosos perros se han hecho famosos a través de la historia: el galgo de Don Quijote; “Bulselle”, el bul-terrier de C. Dikens; el Dandie-Dimmout de Walter Scott, hasta llegar al “Rin-tin-tín”, el Alsaciano de la primera época del Oeste, o al Chihuahua de nuestros días, o al “Pluto” de Walt Disney.

    Existen en España, en cuevas prehistóricas, numerosas pinturas de perros cazando. Si el perro está en compañía del cazador, es indudable que el proceso de domesticación ya había empezado, como acertadamente expone A. CROXTON SMITH (1948) en el capítulo “El perro en la Historia”, del monumento canino que es el The Book of the Dog (El Libro del Perro).

    Puede ser, dice CROXTON, que manadas de perros y lobos siguiesen al hombre para aprovecharse de huesos y otros despojos, y que de esta forma empezase la íntima amistad que ha perdurado constantemente desde entonces. Es sabido que existen tumbas donde se han encontrado restos juntos de hombres y perros: ¿Qué supone ello? ¿El afecto del hombre al ya fiel amigo? ¿O supersticiones de los hombres prehistóricos?

    Parece ser que la morada original del perro fue Asia; en Asiria, Babilonia, hay en el tercer milenio antes de Jesucristo detalles caninos del tipo del mastín, tallados en piedra.

    El portugués RUY DE ANDRADE, al hacer el estudio de las cavernas paleolíticas y neolíticas de España, no cita al perro, y si al lobo y al zorro. Bajo la dinastía de los faraones el perro llegó a alcanzar gran desarrollo, y existían ya perros cazadores completamente opuestos al tipo del lebrel, que era muy apreciado, de largas y delgadas patas, orejas dobladas y rabos como “espadas”, originarios, posiblemente, del Saluki (galgo persa). Los egipcios habían domesticado al perro 10.000 años antes de Jesucristo, y uno de sus dioses, Amebi, solía representarse con forma que recordaba al can.

    En las Sagradas Escrituras, cundo habla Abel, se refiere mucho al perro pastor.

  Los persas también tenían gran adoración por el perro, y despreciaban a los canes comunes y elogiaban al can deportivo. Los veloces perros de los persas eran los antepasados de los bellos afga-houd (perros afganos). 

   Aristóteles, en el siglo IV antes de Jesucristo, decía: “los perros sufren de rabia, que les pone en estado de furor, y todos los animales que entonces muerden rabian”.

  Para el Zend-Avesta, el perro es uno de los tres animales que hay obligación de alimentar. Los hebreos lo odiaban, y un israelita no podía ni tocarlo. El emperador Chow-Hsin asignó a los perros de raza real un lugar en el protocolo de la corte.

   Religión de los antiguos pueblos Iranios

    ARRIAN ha supuesto que los griegos no tuvieron lebreles hasta después de la invasión de los celtas, 273 años antes de Jesucristo. Tenían perros guardianes, de caza y de lujo o favoritos (CROXTON, 1948). Ya relata Jenofonte que el verdadero cazador griego no sacaba sus perros para “destrozar” liebres, sino por el placer de verlos correr tras ellas, exactamente igual que les agrada hoy a los deportistas galgueros. Querían que la liebre tuviese bastante campo por delante, y ya soltaban a los galgos por parejas. Los griegos despreciaban la caza sin perros. El perro “Argos” es exaltado por Homero al decir que fue el primero en reconocer a Ulises en su regreso, y que inmediatamente le lamió la mano. Jenofonte habla de la caza y en particular del galgo. Los romanos ponían al perro al lado de los grades dioses (Mitra) y lo consideraban el mejor auxiliar de las legiones. Eran muy empleados en las luchas en la arena, entre sí, o con otros animales. Columela alaba al pastor, y era muy típico en Roma el letrero “Cave canem”  (cuidado con el perro). Popea poseía un maltes, de lo que se deduce que la mujer siempre ha tenido predilección por el perro elipométrico, mucho antes de la época del Renacimiento. Petronio describe luchas entre canes. En la antigüedad y en la edad media, era un auxiliar de los mendigos, y en Roma se usaba mucho en trabajos y “monerías” circenses.

Cynegéticus del Joven Jenofonte

    Cuando Julio César desembarco en Bretaña, encontró que en ella existían los mastines, sin duda traídos por los fenicios. Quedaron los expedicionarios tan impresionados por la aptitud de estos perros para la lucha, que los llevaron a Roma para pelear en la arena. Con el mismo fin parece que importaron perros loberos de Irlanda, los antepasados del Irish Wod-Hound.

    BERNARD (1954) nos relata la historia del perro de guerra, del que Ciro reunió gran número de dogos; de éstos, en el Museo de Nápoles los hay en bronce con coraza de lucha.

    Estrabón pondera el valor y la fidelidad de los perros de los galos, que jamás se separaban de sus dueños. Los celtas tenían también regimientos de perros, armados con collares de púas y recubiertos con coraza, que saltaban al cuello y a la cara de los caballos enemigos. Aun en tiempos de Enrique VIII de Inglaterra, éste puso a disposición de Carlos V una unidad de 400 perros de combate.

Diana y sus Ninfas Cazando

    Marco Polo en sus viajes durante el siglo XIII, nos relata que los tártaros poseían más de 5000 perros de raza, con los que perseguían osos, ciervos y otros animales de cacería.

    Para algunos lugareños el perro era la encarnación de Satanás, frente al criterio de la iglesia, que lo consideraba compañero ideal. San Roque, atacado de la peste, sólo tuvo la compañía de un perro “Reste”, que le lamia las llagas; San Bernardo, San Basilio y Santo Domingo fueron muy amigos del can; como San Huberto, el patrón de los cazadores, que es clásico presentarlo con su ciervo y su perro. Alanos, dogos y mastines eran los perros de los ejércitos, y eran muy usados en la Edad Media, protegidos con corazas y collares de finas púas; se colocaban en retaguardia con materias incendiarias y pasaban perfectamente entre las extremidades de los caballos.

    Los germanos eran cazadores natos, sobre todo con Alanos. A través de la Edad Media, en Inglaterra existieron grandes discrepancias entre los  campesinos y los hacendados, que no les permitían poseer el suficiente número de perros, por lo que los conejos azotaban las cosechas (C. Press). Hay relatos de numerosos castigos por cazar en vedados (penas de 6 chelines y 8 peniques). Según el profesor G. M. Trevelyan, en su libro “Historia Social Inglesa”, en 1389 los comunes se quejaban en el Parlamento de que los artesanos y trabajadores, sirvientas y lacayos tuviesen perro. Los plebeyos podían tener mastines guardianes, pero habían de ser mutilados para que no pudiesen cazar. Se penaba fuertemente al cazador furtivo. En la Edad Media gustaban mucho en Inglaterra las luchas entre perros, o de perros con toros (bulldog) o con osos; estos espectáculos comenzaron en 1209 y se celebraron por última vez en 1835, en que fueron prohibidos. 


Paul de Vos (1596-1678)

    En Francia la caza, el llamado “arte venatorio” tenía gran importancia. Carlos IX le dio gran impulso y en toda época fueron ruidosas las monterías galas, con perros de Normandía. La mayoría de galgos que usaban eran de España.

    A mediados del siglo XIV, en Inglaterra escribe Guillermo Twici el “Arte de la Cacería”, que consta de varias páginas dedicadas a elogiar la cuerna y el pregón del perro.  

    Enrique duque de York, nieto de Eduardo III, escribe “El dominio de la caza”, en gran parte traducción del libro francés del conde “Gastón de Foix” (Croxton).

    El Alto Renacimiento italiano pone de moda los pequeños perros, para damas refinadas.

    En las cortes francesas e inglesa se produce el exacerbamiento del perro juguete o “Faldero”.

    Durante el reinado de Enrique VIII de Inglaterra, había tal cantidad de perros en la corte, que tuvieron que ser prohibidos por el rey. El doctor Cains, en 1570, escribió extensamente sobre las razas caninas del país. Enrique III prohibió el paseo de perros por la calle, sobre todo de los sin raza, y Enrique VIII fue el que más importo spaniels de caza.


Emmanuel Noterman (1808-1863)

    En Francia, el Conde de Foix había escrito “La caza de los animales salvajes y los pájaros de presa” en el siglo XIV. En el siglo XVIII alcanzan el máximo apogeo los spaniels importados de España.

    En España siempre existió gran afición a las carreras de galgos. Calos V poseía pasión por las monterías de jabalíes, y Felipe II importó Bulldogs a causa de haber visto las luchas de perros contra toros en Inglaterra. Felipe IV fue también gran aficionado a los canes.

    Cuando Colón con las naves españolas arribara a las costas americanas, observó el culto de los nativos al perro y la presencia de perros sin pelo, los que pronto se unieron a los mastines españoles.

    Seria largo y pródigo hacer la historia contemporánea del perro. En la actualidad, se publican numerosas revistas y programas televisivos donde el can es el actor principal. Se crean diversísimos Kennel Club y Asociaciones Caninas, y las publicaciones y obras abarcan todos los campos, desde los libros sobre razas, los más numerosos, hasta los dedicados a la alimentación, obras de carácter general, específicas de una subespecie o de aptitudes caninas.

Saludos y buena caza compañeros. 

Del libro “CANICULTURA” razas y explotación del perro.

Rafael Sarazá Ortiz

sábado, 3 de diciembre de 2022

LOS COCHINOS DE GREDOS

Buen sábado de montería y ya era hora que nos tocara algo de suerte, la primera cochina se presenta zorreada, sigilosa en su acercamiento con prolongadas paradas para escuchar, los perros habían desecho minutos antes todo el pelotón de cochinos encamados en el barranco que domino desde mi postura y empezó el baile.

Un certero disparo en el codillo la deja mal herida y muere a unos treinta metros de donde la disparo, sigo en mi puesto a la escucha y puedo localizar la muerte del animal de frente a mí en el interior de la espesura ¡tranquilo luego la busco!!! para eso está el perro.

Unos minutos más tarde ¡otra ladra!!! Esta vez por mi espalda, como estará de espesura esta sierra que me pasa el bicho a veinticinco metros y ni siquiera lo puedo ver, lo tiran más abajo, pero por la ladra de los perros deduzco que se ha ido.

No he salido de un lance cuando me encuentro inmerso en otro, otra vez por mi espalda, siento el pequeño chasquido de una rama al romperse, muy sutil, pero un mirlo que sale como loco de entre la jaras me pone alerta, ya lo intuyo, aunque no lo veo, está muy cerca, se para y anda, en movimientos muy prudentes, a escasos diez metros y no lo puedo ver, por fin localizo su silueta entre la maleza, aparece y desaparece como un fantasma, escasamente puedo localizarlo con la vista, faldeando por lo más espeso y con breves paradas para escuchar se me va saliendo de tiro, no puedo esperar más o lo perderé, pummmmm el trueno del 30-06 retumba en el cortadero, el cochino continua su camino, no sé si lo he alcanzado a pesar de su cercanía, pero creo que si.

Algo más tarde, se oye como los perreros que vienen en sentido ascendente por la ladera se van acercando, los punteros comienzan una ladra que termina en agarre justo delante de mí, a escasos cien metros, fijo que es el segundo que yo he tirado, llegan los perreros al agarre y lo rematan, yo sigo esperando en mi puesto atento, los cochinos prefieren morir dentro del monte, no quieren salir al cortadero, eso está claro.

A todo esto, ya he contado más de treinta tiros en mi armada y alrededores, un zorro me da un susto de muerte a mi derecha, pero lo dejo pasar, ya sabéis, por si acaso el cochino sigue sus pasos escudándose en él, me entro a huevo, lo podía haber fulminado.

Un rato después de que pasaran los perros, siento de nuevo un roce re ramas entre las jaras y de nuevo avances sigilosos con entrecortadas paradas, con el rifle encarado le estoy esperando que salte al cortadero, cuando de repente una corza, porca miseria, si por poco la endiño un tirascazo.

En esta sierra de Gredos, los cochinos son muy abundantes y los más viejos, como en todos sitios, son los más difíciles de abatir, pero hay que seguir intentándolo, entretanto procuro disfrutar de la belleza de este entorno, es un placer subir a estos picos y entablar un duro duelo con esto jabalíes de sierra.

Saludos y buena caza compañeros.









domingo, 27 de noviembre de 2022

DOS DOMINGOS MAS TRAS LOS CONEJOS

Estos dos últimos domingos hemos continuado con la caza del conejo, hoy concretamente ya hemos cobrado una hembra preñada, y es que el buen estado del campo está proporcionando un ambiente ideal para la reproducción, temperaturas suaves y comida en abundancia además de unas lluvias poco caudalosas pero si constantes, son las responsables de este adelanto en el comportamiento reproductivo del conejo. Otros años hasta bien entrado el mes de Diciembre no empezamos a ver alguna coneja preñada, pero hoy ya he visto muchos vivares donde la limpieza de las bocas y el trasiego de ejemplares en él, hacen evidente una preparación anticipada de cría.

Como podéis apreciar en alguna de las fotos, la otoñada por esta zona más bien parece una primavera, los grupos de grullas siguen pasando con sus largas filas en uno y la temperatura con momentos de calor acentuado en las horas centrales del día, hacen muy agradables la caza para nosotros y para los perros. 

Saludos y buena caza.